lunes, 24 de marzo de 2008

Azahar, azahar, probando...

¿Cómo era? ¡Ah, sí! Primero una palabra:



AZAHAR



Luego otra:



INMENSIDAD



Y ya has comenzado a escribir. ¡Pues tenías razón! No era tan difícil. El único problema es que no es esta, ni mucho menos, la idea que yo tenía de un blog. No suple, en absoluto, mi necesidad de bombardearte a mensajes en tu móvil. Que no es por darte la brasa, ni mucho menos. Tampoco para que te acuerdes de mí, ni para que me escribas (aunque ambas cosas me encantan, no son el objetivo de mis mensajes). Únicamente responden a una necesidad imperiosa de comunicación. Son la válvula de una olla express en la que se están guisando un millar de sentimientos con el fuego a máxima potencia.



¿Me servirá para perder un poco de presión, y continuar así cocinando/viviendo a fuego lento para no quemarlo todo al menor descuido? Bueno, confío en irme sintiendo más cómoda conforme vaya practicando, y que todo vaya fluyendo de un modo mucho mas natural, y quizás así consiga, escribiendo, el objetivo que me planteo.



¡Jodido teclado! Con lo que me cuesta exteriorizar mis emociones... y más aun ponerlas en palabras... y más todavia expresarlas... e infinitamente más escribirlas... y tú te confabulas contra mí, y escribes cosas que yo no tecleo. Ni te imaginas lo que me esta suponiendo escribir sin acentos para que no hagas de las tuyas... En cuanto te jubile, reeditare todo para que no me duela la vista al leerme.

1 comentario:

Dory dijo...

Como primer Blog.... te has superado!!
Me gusta como escribes, y te seguire la pista..
Un beso

Dory