miércoles, 26 de marzo de 2008

Faro verde



Llegaste.
Bueno, quizás yo...
(-Ayyy, yo también quiero...-).
... ¡pero tú llegaste!

Y abriste un ventanuco.
Y te asomaste.

Vi un ojo. Faro verde.
Intermitente. Hipnotizante.
- Me pone un té de los amantes.
Para dos-.

Luz verde. Permiso para derrumbar
a latidos la muralla de mi soledad.

Luz ausente (que no roja)
y doy dos pasos atras.
Cambio de encuadre. Nueva perspectiva.
Reciclar. Retomar. Redisfrutar.

No hay comentarios: