lunes, 20 de octubre de 2008

Tu corazón

Sé tú misma cada día.
Déjate estar.
Permítete sentir.
No ates tu corazón.
No lo fuerces.
Ni lo obligues.
Ni lo contengas.
Ni lo encierres.
Ni lo predispongas.
Ni le exijas.
Sólo ábrelo.
Déjalo fluir.
Y llorar.
Y reir.
Permítele latir...
...y escúchalo.
Seguro que suena precioso.

2 comentarios:

Fini dijo...

No sabía que era para mi.... te quiero y gracias bonita....

Anónimo dijo...

...y para quien si no...

V