sábado, 27 de diciembre de 2008

Un regalo


Como dice una amiga, o conocida, o... bueno, es igual...


"la vida es como la espuma y hay que darse como el mar en cada ola".

Me encantó, y decidí compartirla con vosotr@s, y luego, que sería mi regalo navideño para quienes me leéis.


5 comentarios:

Fini dijo...

El mar... que maravilloso el mar, y más en invierno, cuando hay esa lucha de olas estrellándose contra las rocas.... bonito regalo

Hache XX dijo...

Gracias por el regalo. Yo también te regalo espuma, pero de cava. Incluso si quieres, puedes regarte con ella. Podrías parecer la espuma de mar contra la orilla.
Muassssssssss.

MARISA dijo...

uis gracias no esperaba estos reyes tan chulos ;) que digo yo que te rodeas de eruditas niña...siempre te dan para un post besos

Gatadeangora dijo...

Hola guapa.
Me encanta el regalito,pues yo vivo al lado del mar, aun que es el mediterraneo y no tiene mucho oleaje, pero es precioso.
Yo no se que regalarte, solo te mando un beso fuerte con olor a mar.
Sigue siendo como eres y no cambies nunca.
Besotes

V dijo...

Sí, Fini, el mar es (casi) siempre mágico. Me hechiza... como tú! ;)

Gracias, Hache, por la espuma de cava. Cuando baje, brinda conmigo por nuestra felicidad... que aún me guardo un poquito para regarme y ser ya completamente mar estrellándome en la orilla y, aún así, entregándome por entero en cada nueva ola. Más besazos, guapo.

Ya te decía, Marisita, en otro post, que suelo rodearme de gente estupenda... Besitos, guapa.

Gatita, no me digas eso de "sólo" porque para mí un beso es el mayor regalo que hay, y si encima viene con olor a mar... Uf! Un besazo también pa tí, preciosa.