jueves, 1 de mayo de 2008

28 primaveras... y ninguna como esta!

... porque el azahar brota con fuerza este año en mi vida.

Siembro allá donde encuentro tierra fértil.

Mi gente, (mi intuición, que está que se sale) el mejor sustrato.

Como abono, he recuperado lo mejor que ha ido dejando en mí cada momento de mi pasado.

Y la primavera pone la lluvia y el Sol!

Arcoiris. Flores por doquier.

Una pequeña violeta crece de nuevo en mi camino. Cuidado con no pisarla. Tan chica, tan frágil...

Aquel azahar marchitó. Pero uno nuevo, más tierno, más fresco, más vivo que nunca vuelve a inundar mis sentidos.