martes, 8 de julio de 2008

...no sé qué me das, que ya te estoy echando de menos...

Cariño, si estás en tu portátil, conecta los altavoces.

Besos





"...la acunó contra su pecho como si fuera un bebé y le dio muchos besos, de esos besos especiales que sabía dar ella, unos besos que no se parecían a ninguna otra clase de besos, besos con los labios apretados que se grababan en su frente, en sus mejillas, en su pelo, y tardaban una eternidad en deshacerse, besos como túneles, como puentes, como lazos con dos nudos,...".


(Fragmento de "Los aires difíciles", de Almudena Grandes).