martes, 15 de julio de 2008

Mi Vigo

Te sentía taaaan mio... Me sentía taaaan tuya... Me dolía taaanto perderte como efecto secundario de aquella decisión, de aquella separación...

...y mira, lo que es la vida. Vuelvo a tí. Vuelves a mí. ¿Será el destino?




Mis caballitos,
a galope tendido

hacia el cielo...





Esa gente galega.

¡Y qué gente...!






















Mi Castro...

¡uff, me quedo sin palabras!







Con esa concepción del arte tan expresiva, concisa, melancólica y particular que tienen los galegos...


































Esa Cies al fondo... Tantos años por ahí, y aún no nos han presentado.


Será algún día...


Quizás pronto...


...quién sabe?





Como esos fuegos artificiales de Bouzas iluminan la noche de Vigo...

...alguna viguesa, con la misma intensidad, color, fuerza y pasión llegó para iluminar la noche de mi vida.







Moitos bicos para todos los que me leen...

... y uno muy especial para tí.