domingo, 17 de agosto de 2008

Viaje a terras galegas

Mi ausencia se ha debido a un viajecito que hice a terras galegas para ver a mi amor. Ha sido un viaje en caravana, con los perros, y muy especial. Ha tenido momentos maravillosos que nunca olvidaré, y también instantes nada agradables que no me apetece recordar.

El balance es muy positivo. Pero ha sido tan intenso en ambos sentidos que, por ahora, no me veo capaz de ponerlo en palabras. Así que supongo que perdurará tan solo en mi memoria, con la imagen de un cuadro impresionista pintado con brochazos de mil sensaciones.

De hecho, no habría conseguido escribir siquiera estas lineas si no fuera por la perspectiva que me aporta estar de nuevo en mi camping (compartiendo paraíso con mi hermanita, que también necesitaba resetearse).

Tras unos días aquí, y un par de ellos en la playa en reunión familiar, subiré de nuevo, esta vez en un vuelo fugaz para robarme a la perla más bonita del Atlántico...

... ¿sí o qué?... ;P