miércoles, 25 de marzo de 2009

Feliz cumple, blog!




Felicidades, blog, por ese primer añito.


Aquello que se suele decir de que sean muchos más... bueno, yo prefiero decir que sea mientras merezca la pena. Y hasta hoy la ha merecido, seguro.

Has sido poros en mi piel para permitirme sudar tanta toxina, y también para compartir un cachito del azahar que en los últimos meses inunda mi vida.

A tí me llevó el azahar (y otra V). Y tú me has llevado a ella. A ella, y a alguna que otra amiga. Y siempre siempre me sigue llevando a vosotr@s, quienes venís a compartir un cachito de mi intimidad, y quienes me seguís acogiendo en vuestra casa como a una vieja amiga.

Por tí quiero brindar hoy con todos vosotros. Por este primer añito tuyo, y aquel primer post al que tanto le costó arrancar. Y por todo este año de alegrías y tristezas, de disfrutes y sinsabores. De cambios. De disloque. De recuperación. Pero, sobre todo, de un intensísimo azahar, que cada día me huele mejor.






Happy birthday song -

viernes, 13 de marzo de 2009

Permítete gritaaaaaaarrrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Vuelve el azahar

Regresa el azahar a mis calles de Sevilla.

Y regresando a casa, después de una reunión de Foro para ver si resucita o terminamos con su agonía, me llama. Me cogió por sorpresa. Así. En mitad de la calle. No lo ví. De pronto tropezó conmigo. Y juntos recordamos el momento en que nos hicimos íntimos.

Y pensando en aquel momento, se me antojó esta fecha como análoga al comienzo de año (o navidades) y al fin del verano y comienzo del curso (Septiembre). Son especialmente esas fechas, pero también esta, momentos de enterrar, nacer y resucitar. Tiempos de planteamientos y/o replanteamientos. Empezando por el culto al cuerpo (comer sano y bien, hacer deporte, darse cremitas...) y siguiendo por todo lo demás. Eliminar situaciones de estres. Rodearnos de buenos momentos. Procurarnos un poquito de felicidad.

Por todo esto...

¡BIENVENIDO, AZAHAR!

(NOTA: para descargarte el aroma insertado en este post, pulsa con tu meñique izquierdo este botón (((O))) cierra los ojos, échale imaginación... ¡y disfruta!).

domingo, 1 de marzo de 2009

Los límites de la cama





Rara vez encuentras los límites de la cama...












Yo, a menudo...










En el mar no se puede hablar

- Estamos en el mar. Pero no bañándonos. Porque en el mar no se puede hablar, porque te mojas la boca...-.

- Quiero agüiña. Tengo sed. (Bebe agua. Sin verter ni una sola gota). Gracias-. (Y levanta ambos pulgares, en plan "Gracias, colega. Buen rollito!"). -¿Tú no tienes sed?-.

(Cuando le digo que me gustaría beberla a ella) - No se puede. Sólo se puede beber agua-.

Hablar. Y responder preguntas. Y caminar. Y calzarse las zapatillas de casa. Y llevarse el nórdico desde el sofá hasta la cama. Y recordarme que tome las pastillas que me recetó el médico. Todo esto hace mientras duerme. ¿Lo mejor? Llevarme de su mano a las estrellas...