sábado, 6 de junio de 2009

Rima conmigo

Si se perdió la eternidad del principio
no importa si puedo sentir la de ahora.

Déjame engancharme a tu piel.
Prueba un poco más la mía.
Fúndete conmigo.
Que el aire no se interponga entre ambas.
Quiero abrazarte, besarte, sentirte,
llenarme de tí.

Si no riman estos versos,
ríma tú conmigo.
Seamos poema
donde el ritmo lo marquen nuestros latidos.
Porque así comienzan a rimar hasta los versos
de beso en beso,
de tí en mí,
de yo en tí.